Por la boca muere el pez

Por la boca muere el pez, me dijeron. Pero no quiero callar, contestó mi mente ¿Acaso no puedo volar? acuñó de mi esquina la bruja que crepita. Algunos desearon que no alzase mi alma feminista, pero hasta que no desgaste el grito de mi tripa, no podré matar al pez que lo evita.

N {Propio}

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un perro andaluz

Ronroneo de tu piel

Bruma