Ge


Una simple nota suspendida, que se posa en las caderas mientras mi vientre vibra. Un sencillo rubor inocente, donde mi aliento se quiebra al culmen y el vaho se derrama urgente.

Una mirada llena de ausencias incontroladas. La mano inquieta que se mece en derrota de la galaxia incauta, cobrando sentido la maravilla y arrastrando una gloria desmedida.

Una vez más, o varias juntas hasta que se seque el mar. Mis dedos se arrugan en las aguas turbulentas donde la sociedad quiere callar. Donde mis deseos juegan con mi alma voraz.




Texto: N {Propio} / "Andromeda" Pintura obra de Zeynep Beler

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ronroneo de tu piel

Bruma

Muere el nushu, una lengua sólo para mujeres