Bruma



¿Por qué esperar? 
Por qué esperar a que pase el dolor
cuando de mi alma solo sale el fervor
de una vida que aclama cambio.
Por qué sentir la esfera del culmen
que amenaza con cubrir de insomnio
la vida por la que corro.

Vida cobarde, que cubre de mugre 
el áspero verdor del interior
de mi carne.

Donde el monstruo se posa, impasible, 
por el sueño de una amarga virgen.
Donde la bruma pasa inducida,
por tus ojos concebidos de ira. 
¿Por qué esperar, mi amor, 
a que pase el clímax
de este turbio corazón?


N {Propio}

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ronroneo de tu piel

Muere el nushu, una lengua sólo para mujeres