Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Juego de dos

Dentro de nada se verán nuestros cuerpos juntos en la cama. Expectación, emoción, todo lo que un ser puede sentir antes de consumar la pasión. Mis manos tiemblan, se me nubla la visión y siento en mi cara un tremendo pudor. Pero llega la hora, se acerca el principio del fin de esta exaltación, para pasar a un intrínseco solaz donde solo jugamos dos. Oh, movimiento incesante que me vuelve loca y me deja sin aire. Oh, perfecto baile que deja pálida a la luna y le baja de su oscura cumbre. ¿Cómo decir que esto es el fin? Cuando empieza el temblor de mi más sentido común. Cuando se produce el big bang dentro de mi ardor.  Todo se concentra en un precioso momento, todo se expande en una húmeda habitación. ¿Cómo parar ante este torbellino en toda mi amplitud? Jugamos a ser adultos en un lugar donde muere el amor. Tocamos el infinito donde desaparecen las vocales del suplicio. Se unen las cuerdas formando gemidos en una bella canción. La noche pasa y sólo dejamos vagos recuerdos en la cama, …

Efímero paso

Cuán violenta es la razón que se impregna en mis noches, causándome un trémulo final.  Experimento con creces el desconcierto del corazón. No es mi cuerpo, no es mi ser, no son los ojos que me vieron crecer. Extraña en mi cuerpo, no concibo los sentimientos humanos, que no dejan en sí mismos de creer.  Soy una violenta tempestad en medio de la espantosa realidad. La envoltura de mi alma no se deja de quejar, no me permite estar en paz y es tan débil que por el pozo de la muerte enseguida puede resbalar. No son mis manos, no son mis pies, tan diminutos y raros, semejantes a las algas de mar que por el fondo no te dejan ver. ¿Qué soy? ¿En qué me he convertido? Al caminar piso todo lo que sale a mi paso, en mis manos se marchita la floresta que me alcanza, por mis pulmones expiro humo negro que envuelve el cielo en oscuros cambios. Mi aliento derrite el precioso hielo, antaño homogéneo y extenso. De mis músculos sale por presión una fuerza avasallante, extinguiendo halos de vida hermosas…