Despertando mi delirio

La locura permanece. La locura es intrínseca, etérea, utópica. Guiando mi realidad, guiando a la humanidad. Lúcida en mi mente, amarga en mi boca. Creando momentos de auténtica euforia. Amaneciendo en mi alma, la paleta de colores más hermosa. Ausente en mis ojos, presente en mis noches. Viajando por toda mi imaginación, dejando crecer los ideales del amor. Aumentando mi camino, dopando mis sentidos. Acariciando mi pelo en el tiempo revuelto. Acompañando mis manos temblorosas en los momentos sin sentido. Quieta, calmada, inamovible locura rodeando mi cuerpo, recorriendo mi piel. Figurando en mi personalidad, alcanzando mi identidad. Meciéndome en esta noche estrellada donde todo es inalcanzable, donde todo se ve lejano, donde nada es y todo es creado. Bailando conmigo bajo las gotas del deseo. Despertando mi delirio. Acércate a mi locura, comparte mi demencia, creando la historia de nuestra vida, pues la locura es la vida de toda historia.

N {Propio}

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un perro andaluz

Ronroneo de tu piel

Bruma