Mariposas alzando el vuelo

La ventisca se fue disipando, dejando mi vista libre. 

Las mariposas echaron al vuelo, rompiendo las raíces. 
Mi mirada quedó prendida, de tus múltiples matices. 
Mis oídos encontraban lo que tú jamás me dices. 
Acaricio, acompasada, tu alma acalorada. 
Salvajemente nuestras bocas quedan encontradas. 
Nuestras manos unidas, nuestras melodías extendidas. 
Bésame hasta que de mí no quede nada. 
Confúndeme entre tus caricias y deja que me quede 
con todas tus sonrisas. 


N {Propio}

Comentarios

  1. Bienvenida a mi blog. Siempre es inspirador, esperanzador, conocer a un ser sensible al arte, a la vida. Yo también toco Piano y amo la poesía más que cualquier otro género literario.
    Te envío un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Muchas gracias, para mi también es inspirador conocer a gente con gustos tan maravillosos.
      Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un perro andaluz

Ronroneo de tu piel

Bruma