Alzando los brazos

Inspiro las melodías de un resonar fundido con los lienzos del ayer.

Infundo hierro a mis espadas para hacerlas fortalecer contra los miedos de las noches más largas.

Imagino el aleteo de un pájaro entre brumas de ceniza, como mi alma, sobrevolando el volcán de tu mirada.

Intento mostrar de mi ser, entre la armonía de doble filo, lo que siento y probablemente siempre sentiré.

Impongo mi voz en la tormenta de una pobre esencia perdida por la incertidumbre del mañana, sin saber en esta vida lo que tiene sentido.

Interminables horas, confundiendo el ser con la mente, lo real con el sueño. Imaginando lo relativo de un mundo sin entrañas. Componiendo mi palabra ante las nuevas ideas. Creando sentimientos que inspiran la libertad como si la vida les fuera en ello. Alzando los brazos para poder volar con el grito de mi corazón en las manos. Mirando al destino, desafiándole a duelos inmortales. Controlando mis puños ante los golpes de la sociedad perpetua. Callando las inestables melodías de mi alma, sufriendo por los gritos sin volumen que se alzan entre las personas de este mundo lacerante.


Inspiro tu esencia, provocativa y estimulante. Me coges de la mano, apartando los pensamientos agobiantes portadores de los miedos.

Infundo fuerza a mi mano para no soltar lo que mantiene mi alma en calma.

Imagino los sentimientos comprendidos en un solo cuerpo, moviéndose en danzas eternas.

Intento seguir el ritmo de tus pasos, creando nuestro propio camino.

Inimaginables torbellinos con nuestros nombres grabados van destruyendo los temores de los días más tediosos. Dando sentido a nuestros sueños, proyectos de nuestra realidad. Mirando la otra cara de la moneda, donde las sonrisas envuelven la oscuridad y alumbran las calles. Alzando los brazos, volando con el aullido de millones de sentimientos envueltos en la esperanza y la libertad. Ilusiones que van dando forma al destino, levantando nuestras almas de los golpes más duros. Creando un mundo donde tiene cabida el amor y las ideas de la gente.


N {Propio}

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un perro andaluz

Por la boca muere el pez

Ronroneo de tu piel