jueves, octubre 06, 2011

Nut y Geb


Hace mucho, mucho tiempo, un amor había florecido entre un dios y una diosa. Pero, como en casi todas las historias, este amor era prohibido...

Nut, diosa del cielo, de los astros y creadora del universo, y Geb, dios de la Tierra, compartían este romance. Su amor era tan fuerte que el mundo entero se quedó sin aire.

Ra, padre de Nut y poderoso dios solar, había sido informado por un adivino de que si de esa unión engendraban un hijo, éste gobernaría a la humanidad. Ra, furioso,  le dijo a Nut: "No podrás estar con él, ni engendrar hijo alguno en los días y noches de los 360 días del año". 

Nut quedó tan apenada que incluso la luz de las estrellas que poblaban su vestimenta, se apagaba poco a poco. Entonces decidió acudir a Thoth, el dios de la sabiduría , la escritura , la música, los conjuros y los hechizos mágicos.

Este dios decidió utilizar la inteligencia para retar a Jonsu, dios de la luz lunar, a un juego de mesa. Jonsu apostó una parte de su luz y la perdió contra Thoth.

Así, no todos las noches del mes la luna puede brillar completa e, incluso, una noche al mes desaparece por completo. 

Thoth había conseguido suficiente luz para crear 5 días más, y así Nut pudo estar con Geb sin desobedecer a su padre y tener hijos con él: Osiris, Seth, Isis y Nephthys.

Cuentan que en el nacimiento de Osiris una voz lo llamó "El rey de todos", pero su historia la dejaremos para otro cuento.

(Esta es una de las varias interpretaciones que se le da a esta leyenda)

No hay comentarios:

Publicar un comentario