Muere el nushu, una lengua sólo para mujeres

PEKÍN.- Yang Huanyi, la última persona de China que hablaba el 'nushu', la única lengua del mundo utilizada exclusivamente por mujeres, murió el 23 de septiembre a los 98 años, con lo que desaparece este antiguo código de escritura. Según sus allegados, Yang Huanyi murió en el condado de Jianyong (provincia de Hunan) sin saber escribir el chino.

Huanyi, viuda de un granjero que aprendió el idioma siendo una niña, era actualmente la única mujer capaz de leer y escribir el nushu. "Hizo nuestras vidas mejores, porque nos ofreció un modo de poder expresarnos", afirmaba Huanyi. 

Su fallecimiento supone la extinción del 'nushu', un código secreto utilizado por mujeres desde hace siglos en algunas regiones alejadas del centro y el sur de China.
Según los lingüistas, el 'nushu', descubierto en 1982 por una profesora china, es el único lenguaje exclusivamente femenino en el mundo. Sus manuscritos son muy raros, ya que tradicionalmente se quemaban o se enterraban con los muertos. 

Una forma de comunicarse entre ellas.
 
Las mujeres se vieron privadas durante siglos de recibir una educación formal, por lo que en la prefectura de Jiang Yong, en la provincia de Hunan, desarrollaron una escritura particular para poder comunicarse entre ellas, escritura que plasmaban en ocasiones en ropa, o incluso en las palmas de las manos, a causa de la ausencia de papel. 

El nushu fue utilizado principalmente para la creación de San Chao Shu o 'Cartas del tercer día', folletos de paño en los que las mujeres transmitían a sus hijas consejos sobre el matrimonio. Contenían además canciones escritas en este lenguaje, que expresaban sentimientos y esperanzas, y que eran enviadas tres días después de la boda, de ahí su nombre. 

La lengua nushu está compuesta por entre 1.000 y 1.500 palabras, muchas de las cuales quedaron plasmadas con bordados. Se escribe en columnas verticales, de arriba a abajo y de derecha a izquierda. Muchos de los caracteres están inspirados en los chinos, si bien son más finos y estilizados, probablemente como producto del bordado. 

Lingüistas y autoridades locales han mostrado un especial interés en los últimos años por este exclusivo lenguaje, y activaron medidas para preservarlo. Sin embargo, la muerte de Huanyi significará su extinción, ya que hoy día las chinas reciben la misma educación que sus compatriotas varones. 

Quedan, no obstante, una serie de diarios manuscritos en los que "cada palabra es como una flor" -según han descrito los caracteres algunos expertos-, único testimonio de que un día existió un lenguaje propiedad exclusiva de las mujeres. 

Página 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un perro andaluz

Ronroneo de tu piel

Bruma