Llama


Me pego a tu cuerpo consolándome con tu voz… me acerco a la llama que desprende tu pasión. Cierro los ojos y veo tus caricias sobre mí. Inclino la cabeza  buscando el aroma de tus labios. La burbuja de lujuria se crea poco a poco a nuestro alrededor. Veo la humedad que crean nuestros cuerpos juntos y escucho los gemidos desesperados por ser libres. Tus movimientos se mecen con vehemencia y mis sentimientos crecen descontrolados mientras nos hundimos en una nube de placer.


N {Propio}

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un perro andaluz

Por la boca muere el pez

Ronroneo de tu piel